Hotel de Tres Estrellas en parcela 208, P.I. El Cáñamo II. San José de la Rinconada. Sevilla.


Se trataba de un hotel de tres estrellas que finalmente no fue construido, con una localización sur con respecto a la urbanización donde se ubicaba, en un solar de 3.925 m2 de forma trapezoidal situado en la propia entrada al polígono desde la carretera SE-023.

El proyecto plantea la construcción de un edificio aislado dentro la parcela, constituido por dos volúmenes prismáticos paralelos a los linderos laterales y un volumen central que articula a los otros dos. De esta forma conseguimos un máximo aprovechamiento en cuanto a metros construidos con una ocupación mínima en la parcela.

El edificio consta de una planta bajo rasante y tres sobre rasante. Las dos alas laterales presentan una altura superior al núcleo central y se abren consiguiendo una mayor amplitud en el espacio libre interior de la parcela. El bloque central, que se destina a la recepción y conexión entre las alas, se caracteriza por su permeabilidad, diafanidad y ligereza, enmarcando las vistas del espacio libre interior y manifestando la escala del edificio con la triple altura existente.

Con esta disposición en H se consigue un mayor número de habitaciones con ventilación e iluminación a través de las fachadas. Tenemos un total de 96 habitaciones dobles, incluidas dos suites.

La entrada principal al hotel se realiza a través del núcleo central antes descrito tras subir una escalinata o bien una rampa tangencial a uno de los bloques. El bar-cafetería posee una entrada independiente, a pesar de estar también conectado con el interior del hotel.

La planta baja presenta una altura mayor que el resto, debido a la localización en ésta de las zonas nobles del hotel, como son la recepción, salones, bar, zonas de estar y ocio, también se ubican ocho habitaciones dobles en esta planta, tres de ellas adaptadas para minusválidos. Las plantas primera y segunda poseen las mismas dependencias y contienen la mayor parte de las habitaciones, concretamente, 44 dobles en cada planta. Se plantea una galería central y habitaciones a ambos lados, excepto en el núcleo central, donde existe una galería de comunicación entre alas y las suites a un lado de la misma, quedando la galería abierta al hall principal de planta baja.

En la zona bajo rasante (planta sótano) se ubican gran parte de los aparcamientos, ya que el resto se alojan en la zona libre exterior de parcela. Esta planta alberga entre otros usos, la zona de cocinas y la zona de descanso del personal.

La zona de cubiertas se destina a la ubicación de paneles solares, máquinas e instalaciones. El tratamiento de las fachadas de los dos bloques mayores es similar para cada una de ellas, mientras que el núcleo central se trata de modo singular, utilizando otros materiales y dotándolo de menor altura para su entendimiento como pieza articuladora de los otros dos volúmenes. Así, este cuerpo central se caracteriza por sus grandes superficies acristaladas y prolongadas viseras, mientras que los volúmenes laterales se distinguen por sus huecos seriados y horizontales y unas viseras y alféizares continuos de reducido desarrollo.